EL OTRO BRASIL / kitesurf en Mallorca kiteblog

Hace ya mucho tiempo que Brasil entró en la lista de lugares a donde ir a hacer kitesurf. Hoy quiero hablar del otro Brasil, del que si vas solamente a hacer kitesurf no vas a conocer.

Yo, pionero por naturaleza, no me conformé con ir y ver, fuí allá -otra vez, o casi mejor decir por enésima vez- esta por el año 2001, y … me quedé allí, 6 años

Por eso quiero hablar desde otro ángulo, desde el ángulo humano.  Tres pequeñas historias que ni importan ni van a ninguna parte.
No lo pretenden. Solamente sirva de recordatorio que, cuando vamos a algún lugar lejano de viaje, y si lo tuyo es el kitesurf, aún así, no dejes que otras cosas se te escapen.

Vive, conoce, contrasta.  Aunque no tengas mucho tiempo para otra cosa que no sea navegar. Por lo menos … inténtalo.
Sólo se vive una vez, no se te vaya a olvidar …

 

2 el otro brasil kitesurf en mallorca kiteblog

Ya os digo … ni en Copacabana ni en Ipanema suele haber viento, en esta última algo, a veces, muy pocas … pero …una cosa es cierta, en mi último viaje, y en condiciones próximas a la calma chicha, a lo sumo 2 nudos, puedo atestiguar que volamos la Flysurfer Peak de 6 mts, ya sabeis, el foil “sin tripas”, esa cometa de snowkite que vuela casi sin viento.

Allí, por lo menos en Ipanema, al final de la playa, lo que si se hace es futbol, futbol y surf.

4 kitesurfing in Mallorca kite blog kite trips in winter

En Ipanema, y en toda la zona, osea en las dos playas, se juega a futbol, y no es de extrañar ver a un grupo de renacuajos a eso de las 4 de la tarde con las camisetas del Real Club Deportivo Español – estrategias de mercadeo o siembra y recogerás-   Pero, especialmente, lo que se ve por todas partes, especialmente en la parte de la playa más próxima al calçadao o boulevar, es una modalidad parecida al voleibol pero con el pie … bueno, con el pie, la rodilla, el hombro y el pecho, y a un nivel que te deja con la boca abierta, ellos … y ellas, jugando en pareja.

3 brasil fotebol e kitesurf

Pero esta subida no va a ser para hablar de futbol, de viento ni de kitesurf, esta subida es para hablar de otras cosas que también pasaron en los años que pasé allí, que si bien fueron por y para el kitesurf, tampoco, como dice el dicho: no sólo de pan vive el hombre.
Ni de pan … ni de viento … solamente.

En realidad, todo este escrito que estoy subiendo hoy en 2018,  voy a dividirlo en tres partes, es la consecuencia de recuerdos que me vuelven a veces, casi siempre ya cerca de media noche, cuando ya he dejado atrás el trabajo, los emails, los sites, las nuevas subidas al blog, las pequeñas reparaciones del material y todo eso, porque … al fin y al cabo, ¿que somos, más que … esclavos de la memoria?

Y entonces, vas y descubres, por casualidad, esa perla en Youtube

Por el detalle del pavimento, de lo que se ve en el video, debe tratarse del calçadao de Copacabana, en donde el maestro Morelembaum tiene su casa.

Yo era más de Ipanema que de Copacabana, para ser exactos de Leblon, que es esa parte en que, más al sur, Ipanema cambia de nombre, y alli, en Borges de Medeiros, donde en canal que algo mas arriba se conoce como “El Jardim de Alla” separa los dos trozos de la misma playa, vivía yo. En la esquina con Ataulfo de Paiva.   ¿Quien debía de ser Ataulfo? … nunca lo llegué a saber, en fin …

Recuerdos también, pese a la cierta distancia y los 14 pisos de altura, del retumbar de la orillera -y eso “si” que era una orillera- … que, como un reloj disonante marcaba el paso de las horas de la noche.

Recuerdos de verme esperando en la acera a que pasara el “bus executivo” que iba recogiendo a quien se podía permitir el pagar esos reales de más, con el aire acondicionado a tope, para que nos llevara a la Barra de Tijuca que es donde estaba el ambientillo de kitesurf.

En aquella epoca, allá por el 98 en el segundo chiringuito de playa de la Barra de Tijuca, en donde ahora Marcelo Cunha un reputado kiter local tiene su escuela y en donde lo normal era ver en aquel entonces las primeras Wipikas de 16,4 proyectados y 22 mts reales porque parece ser, en aquel entonces a la gente no le daba verguenza sacar una cometa grande.

4 barracas da barra de Tijuca

 

De lo que pude atestiguar en mi última visita a la zona, ahora ya en el 2013 todo el mundo va con 12 mts como máximo, esas Cabrinhas Switchblade! … y no es que ahora esté habiendo más viento.  Es más bien porque todo el mundo va con tabla de surf y lo que quieren es surfear la ola, así que, tamaño grande de cometa, sencillamente, ya no les interesa.

5 kitesurfing in Rio kitesurf in mallorca kite blog

A los dos que van caminando de espaldas en la mini foto de en medio -hacia la Barra- los conoceis, no? … Isma y yo, a lo nuestro.
Nuestro destino – la Barra de Tijuca, el spot de kite de Rio de Janeiro

Barra de Tijuca - Rio de Janeiro

Y entrando otra vez en el tema de esta subida al blog, en los recuerdos, es cuando me asalta el recuerdo de, unos pocos cientos de metros más allá, para la parte de Ipanema, la rua Vinicius de Moraes, dando, por aquel entonces, sentido a mi existencia de buscador de bossas en un Brasil que, con la excepción de Rio, y de unos cuantos nostálgicos como yo, casi las guardaba entre bolitas de alcanfor.

6 kitesurf no Brasiu e bossanova

 

En realidad, como en esa época no había internet y si querías descubrir los acordes de una bossa nova te tocaba escuchar el disco o casette y encontrarlos tu mismo en la guitarra o bien con algún libro de acordes, que no eran fáciles de encontrar, conseguirlos por escrito, pero para eso también hacía falta tener los temas para poderlos escuchar, y ahí es donde se complicaban las cosas.

Así que había que caminarse las calles buscando tiendas de música en donde tuvieran antiguos discos de bossa nova y en Rio en el que yo había vuelto por segunda vez, esta a quedarme unos meses, no solamente de vacaciones como la primera vez, entonces en 2000 no había unos grandes almacenes donde encontrar todo lo que uno buscaba, así que a buscar por las calles hasta dar con la música que uno quería.

Pues eso … Ryuichi, Paula y Jacques … O grande amor.   El otro Brasil, el que, además de mar, olas y viento, marca también tu tiempo

0 en otro brasil - samba y kitesurfing

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

Hasta que no llegó el omnibus no tenia yo aquello nada claro … cuando ya me hallaba sentado dentro … tampoco.

Transpirando como un caballo después de una carrera, apretujado entre la masa, no podía por menos que acordarme de Arlindo.
Vaya con Arlindo!   Menudo pájaro! … los brasileños son así, y lo peor es que el hecho de ser taxista y ir tras del dolar como si en ello le fuera la vida, no fué óbice para que me dejara tirado como un perro frente a la entrada de mi apartamento, esperando ese taxi que nunca llega, ni va a llegar porque el hombre está en otras cosas y se ha olvidado de mi. Total, tanto venderme la moto … pa ná.

 

de Ipanema a Olaria

Pues anda que no había que caminar calles y calles y hasta cambiar dos veces mas de omnibus hasta que me puse en la dirección adecuada, con el natural temor que yo tenía de que me asaltaran en cualquier parte, cosa, que de hecho podía ser así, aunque no me pasó nada.

Calculo que lo menos me hice 50 kms desde Leblon hasta el barrio de Olaria, sede del bloco Cacique de Ramos
Pues eso … por fin llegué a la maldita rua Uranus, en plena favela, vale, aunque no lo fuera, a mi, en saliendo de Ipanema, todo o casi todo me parecían favelas, osea, desde donde yo había tomado el ultimo bus, hasta el barrio de Olinda. Hay que ver lo grande que es Rio! Y eso … había sido sólo la ida, a ver como iba yo a solucionar lo de la vuelta, ya de noche cerrada y a las tantas. Vamos … que no pintaba bien.

7 Brasil Carnaval y kitesurf

Al fin y al cabo había sido el mismo Arlindo el que me lió con lo de que había que ir a ver el bloco, había que asistir a un ensayo … que había que asistir a una samba de roda y ver en vivo a Fundo de Quintal y su increíble pagode, pues bien, ya estaba yo allí, 17 de Junio de 2001, dia que coincidió con no se que reivindicación contra el ayuntamiento por querer aumentar el precio del importe del omnibus y que iba a redundar en perjuicio del personal, del vecindario, de todo Rio y también de los miembros del bloco -o escola de samba- total, de todos esos que han entregado su vida y su motivo de vivirla a la llegada del carnaval y también, como no, a lo que pase el fin de semana con el Flamengo o el Botafogo o cualquiera que sea su equipo de futebol.

http://caciquederamos.com

 

Al final … no pasó nada -malo-, me uní a la fiesta, como uno más, disfruté del pagode, me tomé 3 caipirinhas que me dejaron algo más afectado de lo que yo esperaba y … Arlindo al final, respondió a su celular y me vino a recoger antes de que me atracasen o me cortaran la cabellera, alguno de aquellos miles de indios, y … estoy diciendo miles, porque el bloco era algo para verlo, menuo gentío, y eso que era un ensayo.

Para cuando desfilan en el carnaval, pueden movilizar hasta medio millón de personas.   Aquí subo un link para que se entienda de que estoy hablando. Cacique de Ramos … Fundo de Quintal

y … aquí un detalle del pagodao …. que es de lo que se trata, aparte de los ensayos para el desfile de Carnaval

y … ese momento en que o Bira, el pandereiro -y el presidente del bloco y uno de los creadores del grupo- se para en medio del escenario y arranca con ese paso de samba …. que ritmo!  … puede haber un ritmo, una cadencia mas espectacular? … qui-ri-qui-tum qui-ri-qui-ta! … qui-ri-qui-tum qui-ri-qui-ta! ….

Una foto a 100 metros de mi calle, justo donde empezaba Leblón, al atardecer con los”Dos Irmaos” al fondo

 

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

9 las favelas y el campo empobrecido de brasil

Debía ser el 22 o el 23 de Diciembre de 2004 cuando llegó al hotel aquel belga y su mujer, ella era brasileira y estaba en estado. Él, al rato se interesó en el curso de kite después de ver la acción playera y el parking de cometas que se me había colado en el pedazo de playa frente al hotel.

Todo ello, muy a pesar de que yo había intentado marcar, inutilmente por cierto, aquel espacio con un rollo de cinta de esas de plástico a franjas rojas y blancas que, de coqueiro en coqueiro y en el sentido hotel-orilla pretendían dejar aquel espacio para que los huéspedes pudieran cruzar sin tener que ir dando saltos entre las cometas y el lio de lineas y barras que se hallaban desparramadas por todas partes. Nada, vana pretensión.

Al día siguiente empezamos las clases y en los descansos, que religiosamente tenían lugar en la barra del bar de playa, me fué contando cual era el principal objeto de sus vacaciones en Fortaleza.

El hombre tenía una empresa en Luxemburgo y se dedicaba al tema de escayolados de falsos techos y durante todo el año iba entre sus clientes (ya se sabe que en ese país casi todos son pobres, Luxemburgo, me refiero 😀 ) haciendo proselitismo sobre su causa, que no era otra que la de ir consiguiendo aportaciones económicas voluntarias para … comprar todos los juguetes que era capaz y asi, vestido de Papa Noel, el 25 de Diciembre, irse a los confines más lejanos del interior del estado de Ceará y llevar a aquellos niños un poco de ilusión y alegría.

Como me pareció una idea francamente genial y como el 25 además me había propuesto no currar, me fui con él a ver de que iba la cosa … madre mia, madre mia … ni me imaginaba yo de la forma en que esa gente vivía y mira que llevaba yo ya casi tres años en el país y me creía que lo hbía visto todo … pero no, aunque la pobreza de las 621 favelas de Fortaleza es algo realmente impactante, lo del campo era otra cosa.

1 la vida en el interior del pais

Esa gente que allí había nacido y allí se había quedado, subsistiendo en lo que se podría realmente llamar “en medio de la nada” y sin tener ni que comer, escapaba a la comprension humana, curioso contraste si se comparaba, por ejemplo, con el calçadao de Fortaleza y el “skyline” de rascacielos de diseños tan avanzados que ni se ven en Europa.

Volví al hotel comprendiendo lo afortunado que era, que somos, quiero decir, y sintiendo una gran pena por todos esos desheredados de la vida y un gran respeto por aquel tipo que, sin que nadie se lo hubiera pedido, y con una cifra que creo recordar rondaba los 14000 euros, se encargó, durante los 6 o 7 días siguientes, junto con la ayuda logística de una ONG de la zona y varios camiones, de llevar los juguetes, además de muchos sacos de arroz, feijao (judias negras), harina y articulos basicos de alimentación para que aquella pobre gente, y cuando digo “pobre” se que ni se puede imaginar a lo que me estoy refiriendo, pudiera pasar al menos, unas buenas fiestas de Natal.

10 violencia pobreza y brasil el que no ves

Si hay un cielo, al menos un pedacito, le debe de estar esperando a ese belga.
Y para celebrar que acordarse de los niños es siempre una buena idea porque algún día serán mayores y si les hemos tratado y educado bien ello va a redundar siempre positivamente en la sociedad, y de que en otras muchas partes también se está intentando ayudar a los niños, a que coman y a darles un futuro, pues … escribo yo estas lineas.

Y … nada mejor que un video de Zeca Pagodinho en que … también él lo dice:
No hay cosa mas fea que quien se queja … con la barriga llena.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

 

11 Salvador de Bahia y la capoeira - kitesurf en Mallorca blog

Aunque parezca extraño, la primera vez que oí hablar de Itaparica no fué en Brasil, no todavía, fue “cebando un mate” como dicen los de allá en Argentina y fué en Lanzarote.

Quien me iba a decir a mi por aquel entonces, allá por el 87, en lo de Lanzarote, que sería en las playas de la isla, Itaparica, donde perdería yo la virginidad kitesurfistica años mas tarde.

12 Itaparica mi primer spot de kite 1997

El litoral de Salvador de Bahia y su sempiterno oleaje

La cuestión es que hasta el nombre de la isla ya se me había olvidado cuando llegué por primera vez a Sao Salvador de Bahía en el otoño de 1998, eso si, los trastos de kite los llevaba conmigo, mi nueva tabla RRD, que era lo más avanzado a lo que se podía aspirar en aquel momento y mis recién adquiridas Wipikas 11,8 y 6,4 -tamaño proyectado- o lo que es lo mismo, una 16 una 11,5 mts.

Intentarlo ya lo había intentado, en Ibiza y en Los Narejos en Murcia, pero, por una razón o por otra, además de unos cuantos buenos sustos y nos arrastrones horrorosos, poco progreso había yo alcanzado y … es que … claro! entre lo limitado del material de la época, mi primer kite, la Mosquito Windtools de 2 lineas, que todavía conservo, y una direccional Airush de las primeras que sacó la marca. Y, especialmente, el peligroso legado que suponía el haber hecho windsurf con la chufa de 40 y mas nudos, propia de Vargas, Pozo y Arinaga y su consiguiente visión indulgente de lo que uno se creía que iba a ser el kite, la verdad es que el tema no estaba fácil.

Y, dicho sea todo … además no había tenido yo mucha suerte ni en las condiciones adecuadas ni el lugar propio para que “se diera el exito”. Así que … así andaba la cosa …

13 Pelourinho capoeira y Senhor do Bomfim

La capoeira en su feudo natal, el barrio de Pelourinho y una foto de la Igreja de Nosso Senhor do Bomfin

Una cosa debo admitir, ahora desde la distancia temporal: Otro gallo me hubiera cantao si en aquellos días yo hubiera tenido la 21 mts. ¿Por que? … pues, porque en todas las playas se daba el mismo fenómeno. Viento dirección side on de la izquierda o la derecha pero siempre menos o apenas 8 o 10 nudos. Total, al asunto le faltaba aquel poquito para que yo saliera triunfante al enfrentarme al oleaje más bien desordenado pero consistente en mi vana pretensión de cruzar las rompientes.

Asi que … cuando me hallaba yo frente al portico de la Igreja do Senhor do Bomfim, parada inevitable para todo aquel que vaya a la ciudad y … rodeado del enjambre de vendedores de “fitas do Bomfim”, me pareció lo mas lógico y correcto el dejarme llevar por la tradición (y la superstición) y hacerme con un par de cintas.

Una de uso “in situ” y la segunda, digamos, de repuesto para que por fin me ayudara la suerte y fuera capaz de encontrar en alguna aun no descubierta tienda de discos antiguos todos esos temas de bossa nova que era imposible encontrar por los canales normales de venta de música y para … como no! de una vez por todas, que la suerte “también” me ayudara a encontrar condiciones suficientes y spot adecuado y por fin me quitara de dentro la espina clavada y saliera navegando “de corrido”

Dice la tradición que al atarse la cinta a la muñeca o al tobillo, yo elegí lo primero, se deben de hacer tres nudos y cada uno de ellos ha de representar un deseo que, para que tal deseo se cumpla, ha de esperar uno que la cinta se deshaga virtualmente y se caiga sola, sin que, de ninguna manera, se le ocurra a uno arrancarla, por vieja y deshilachada que esté. Y … como todavía me sobraba un deseo, pues … después de una corta pero intensa introspección, opté por, sencillamente, desearme a mi mismo una muy feliz y provechosa estancia en Brasil.

Y .. ahí fué cuando de nuevo, me vino a la cabeza el nombre de la isla … Itaparica … donde había yo oído ese nombre antes … Ah! … ya sé! … fué ayer, después de bajar en el formidable elevador “Lacerda” a la ciudad baja y, después de inspeccionar un poco la zona, acabar en aquel embarcadero desde donde salían las lanchas que cruzaban la Bahía de Todos los Santos

14 Baia de todos santos e Itaparica island

la posada que elegí y una iglesia de la era colonial en ruinas

 

Y de ahí que, mejor ocasión no podía haber para visitar la isla yo mismo y hasta intentar lo del kitesurf -una vez más-

Así que después de tomar uno de los barcos que hacían el trayecto, llegar a la isla e investigar bien la zona. Acabé ese primer dia investigando tanto que una vez cruzando la isla, en plan aventura total, decidi tomar el bus que te llevaba a Valença y a Praia do Forte, paraje idílico donde los haya … pero eso ya es otra historia.

Pues … no era Itaparica la isla de la que años atrás, había yo escuchado hablar y en la que mi amigo argentino decía que se despertaba por la mañana mecido por el susurro de la brisa en los coqueirales?  Habría que probar eso de la brisa, a ver si iba a resultar que, sin saberlo, era ese el lugar predestinado? … Y … así fué 🙂

Fué en Itaparica, un día de viento, en donde por fin me empecé a hacer largos en un sentido y otro y en donde aprendí a navegar con el kitesurf. Y ya … hasta ahora.

Un par de links sobre la isla:
http://guiadolitoral.uol.com.br/ilhadeitaparica-ba.html
http://www.quierobrasil.com/categoria/salvador-de-bahia/

Y … algo de música, de un baiano de pro, el hoy ya ex Ministro de Turismo de Brasil, si Lula lo eligió para el cargo, por algo debió de ser, claro, me refiero a Gilberto Gil, que, junto con Toquinho interpretan: Tarde en Itapoa.

 

Siendo Itapoa una playa del litoral unos cuantos kilometros al norte de la ciudad de Salvador en donde, por cierto, aún recuerdo que en una plaza publica, la praza Caymmi, unas señoras vestidas con trajes típicos que en la plaza vendían una especie de empanadas tipo “taco” mexicano pero con un picante salvaje que hacía llorar y no precisamente de emoción … cosas de las que entre otras buenas, no se olvidan en la vida …

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

 

15 ilha grande en as montanhas na borboleta

No lo imaginabamos … aunque … tratandose de Brasil, el trópico y tal, cabía perfectamente esa posibilidad, y … así fué, llovió y … llovió de que manera!

Ademas, todo sea dicho, estaba prohibido la acampada, y … eso que ni siquiera sabíamos a donde estabámos yendo realmente, y, lo de la tienda … fué más que nada una corazonada. que se nos ocurrió en Angra dos Reis antes de tomar el barco hasta Ilha Grande.

Pese a todo, y aunque la tienda de camping que habíamos comprado, pintaba fuerte y protectora, no aguantó tanta agua y acabamos durmiendo mojados, tengo que decirlo, da igual, valió la pena … todo ello … pero especialmente la idea: el quedarse en la playa de Lopes Mendes cuando ya todos se habían ido y … perdernos el último barco de vuelta a Abrâo.

16 porto de Abraao Ilha Grande Brasil

Al anochecer, el cielo se incendió de esa forma que sólo pasa algunas veces. El sol poniéndose y alumbrando un mar de nubes gris oscuro por arriba y naranja tirando a encarnado por abajo, espectacular!

… Nos comimos la pseudo cena que habíamos traído así que, antes de que el sueño nos venciera, aún estuvimos cantando y … celebrando con la botellita de vino que yo llevaba camuflada desde antes de tomar el ferry.

17 de Abraao a Lopes Mendes

El barco que une Vila Abraao con las otras playas de la isla

El cielo ya de noche, al principio, era una autentica maravilla. En la oscuridad, con una luna brillante que a veces ocultaban las nubes, aún dejaba ver lo menos medio millón de estrellas … hasta que comenzaron los primeros relámpagos.

Impresionante!, como en medio de la oscuridad, de repente el haz luminoso cruzaba el cielo iluminando todo y resaltando los perfiles de las nubes, de nube a nube … o cayendo hacia abajo allá a lo lejos sobre el mar, para, al instante siguiente, un momento después de haber quedado deslumbrados, todo convertirse en oscuridad de nuevo.

Claro … luego vino la lluvia. Primero sonando sobre el techo de la tienda de camping, luego más fuerte, luego aún más. Agua y más agua. El agua no se paraba porque la tela no podía absorber esa gran cantidad de liquido, y al final … goteras! … osea que acurrucados y abrazados con toda la poca ropa que teníamos echada sobre nosotros y temblando de frío.  Bueno, cuando se está enamorado, los males son siempre menores que si uno está solo … o al menos el estar con la otra persona querida los hace algo poético, algo que por fuerza vas a recordar…algún día.
Los ratos malos por los ratos buenos, que, al final, son los que cuentan.

19 Lopes Mendes playa

El camino que lleva desde donde el bote te deja hasta la playa paradisiaca de Lopes Mendes

A la mañana siguiente, llegaron los primeros y bienvenidos rayos de sol, calentando el ambiente.  Poner todo al sol a secar y al rato todo seco y los inconvenientes de la noche pasada, secos también.   Ahí llegó también el primer baño, con esa arena super blanca bajo los pies y el mágico güis güis que hacía al andar para meterse en el agua más transparente que he visto en mi vida y ponernos a jugar con las olas, a falta de tabla de surf, nadando olas y bajandolas en surf a pecho. Disfrutando de toda esa maravilla para nosotros dos solos.

Estoy hablando de Ilha Grande, la perla mas perla del litoral del estado de Rio de Janeiro, y mira que hay playas lindas pero las de la isla Ilha Grande son para no perderselas.

18 Mapa de Ilha Grande

Aqui unos links para que se vea (con poquisima justicia, por cierto) la belleza del lugar y los comentarios de algunos de los que hasta allí han llegado

http://www.ilhagrande.es/praias/
http://ilhagrande.org/Praia-Lopes-Mendes

21 trilhas e borboletas

La foto de arriba, una de las trilhas o caminos que cruzan la isla. En Lopes Mendes no hay carreteras, no se puede ir en coche a ningún lado.  Para moverse, hace falta o un barco o caminar a campo través por una de las muchas trilhas, y, cabe mencionar la enorme cantidad de mariposas que había, muchas de ellas muy grandes y de colores muy vistosos.

La foto de abajo, otra de las excursiones en barco, a Saco do Ceu y a Enseada das Estrelas

23 saco do ceu enseadas

Esto, creo recordar era en Febrero del 1998 y como por esa fecha aún no había yo dado el salto del wind al kite (sucedió en Septiembre), no hay caso de hablar aquí de cometas.

Dicho sea de paso, en ese viaje que ahora describo, anterior a todo lo anteriormente aquí arriba escrito, yo aún no vivía en Brasil.

Y las dos foto bajo estas lineas, la primera de ellas Lopez Mendes desde lo alto y la segunda, la Cachoeira da Feiticeira, a la que se accedía de nuevo por el campo, después de seguir unas cuantas trilhas y bajar por unas pendientes de tierra que no hacían nada fácil el acceso, aunque el premio llegaba una vez habías alcanzado la cascada, en donde te podías refrescar en el pequeño estanque al pie de la misma.

 

20 Lopes Mendes y Cachoeira de Ilha Grande

Y, como casi todas las cosas bellas tienen un tono más intimo cuando las acompaña una música, ahí va un poema de Vinicius, que por cierto hizo canción junto con Toquinho más adelante

Tal vez reflejo de aquella luna de Lopes Mendes y de esas cosas que solamente le pasan a uno cuando .. no está solo.

São demais os perigos desta vida
Pra quem tem paixão, principalmente
Quando uma lua chega de repente
E se deixa no céu, como esquecida
E se ao luar que atua desvairado
Vem se unir uma música qualquer
Aí então é preciso ter cuidado
Porque deve andar perto uma mulher…”

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

 

Punto final … estas últimas lineas van a ser el punto final de este largo post.

Sé que alguno no habrá comprendido por qué lo comencé. Esto no va de kitesurf y esta es una página web de una escuela de kitesurf

La idea de esta entrada al blog era poner a la vista algunas cosas de las que me pasaron durante los distintos periodos en que viví en Brasil, pero sobre todo también la del ejercicio egoista de “refrescarme” la memoria con tantos detalles y recuerdos inolvidables, de un país maravilloso, con lugares bellísimos, alguna gente muy “legal”, como se dice allí, con playas sin fin, buenos vientos, frutas tropicales, chicas guapas, música única y tantas y tantas cosas más que marcaron el paso de aquellos años.

Dice un dicho que: Hay que viajar, porque cuando vuelves ya no eres el mismo.  Te has enriquecido, seguramente no de plata, aunque a veces pueda ser que también, pero, especialmente te enriqueces como ser humano.  Tu visión del mundo ha crecido, tu conocimiento de las cosas y de las personas es mejor, y en definitiva, te has hecho más sabio, más noble, más justo y más completo.

¡BRASIL!

00000000000000000000000000000000000000000000000000