Accidentes de kitesurf

Accidentes de kitesurf. Vale, suena terrorifico, nadie quiere sufrir un accidente de kitesurf, yo sufrí un conato de accidente el otro día. En realidad no fué tan grave … pero podía haberlo sido.

EL KITESURF Y LA ORILLA
Ayer me caí. Mucha gente se cae cada día, no pasa nada. Pero ayer me caí navegando, haciendo kitesurf. No perdí el control del kite, por tanto no fué el gran accidente, pero … por poco.

Mucha gente se cae navegando, tampoco pasa nada … Lo que pasa es que … ayer me caí navegando pero porque llegué tan próximo a la orilla que, los fins de la tabla, el fin de enmedio -es la 160×44- que es el más largo, creo yo, fué el causante de la caída. Y me metí un buen morrón.

No pasó nada. Bueno, si pasó, me torcí un poco el tobillo izquierdo, pero es que tampoco iba yo a la gran velocidad. Más que nada, lo que iba pasando es que estaba la cosa tan agónica que para ganar un poco más de altura, abusé … y también para ir evitando a los varios kiters que, por la orilla, estaban haciendo el pino con la cometa en lo alto, me acerqué más de la cuenta y sin aún haber llegado a la misma orilla, en esos bajíos que hay ya cerca de la orilla, pues ahí mismo fué la cosa. MEA CULPA!

Como no tiraban para ningún lado, ya que estaban meditando sobre lo absurdo de la existencia humana y lo inútil de haber montado una 12 -es lo que tienen muchos- y una tabla pequeña -de eso también tienen muchos-, pues eran apenas obstáculos, almas en pena en medio de la escena, y ahí, al tratar de evitarlos, me confié y ZAS!.

El viento no llegaba ni a 6 nudos, lo que había en la orilla, quiero decir, y 100 metros más adentro, casi 8 nudos y a veces un poco más pero sin llegar a 10.  Así que, por rebañar yo un poco más el puchero, el aquí escribiente se acercó tanto a la orilla que … me enmorroné.

Accidente de kitesurf

Ya digo, no fue casi nada serio, eso si, la tabla se clavó, se paró en seco y salí disparado hacia adelante, aterrizé ya si en la arena tres o cuatro metros más allá y eso fué todo. Como ya dije antes, aún volando, controlé el kite, pero … y si no? … y si no hubiera controlado? … mmm … mal! … muy mal!. Aprended de la experiencia!

Pues nada, me levanté sorprendido … y humillado, para que negarlo, caminé unos metros mar adentro y volví por donde había llegado, subiendo la cometa y evitando “los pinos humanos” hasta que, gracias a mi Flysurfer L y mi increible Sonic FR 15 ya había vuelto a ganar altura y navegaba kitesurfeando a 100 mts de la orilla otra vez disfrutando de los 2 extra nudos que soplaban más afuera.

situacion de riesgo kitesurfing accidentes en Mallorca

Conclusión a cuenta de la situación anterior:
No hay que acercarse a la playa navegando
Hay que cambiar de dirección a ser posible al menos a 10, o mejor, a 20 mts de la orilla.
Por ambas razones, obvias las dos.

1/.. Porque te puede pasar lo que a mi, pero tal vez con menos suerte, léase, perdida de control de la cometa y acabar estampándola en la carretera o como mal menor, controlando la cometa in extremis, pero torciendose un tobillo mal torcido o … rompiendose la clavicula.

2/.. Por la desagradabilísima posibilidad de ganarse una multa de 3000 leuros como la «Pafite» patrulla fiscal territorial de nuestra querida Guardia Civil sean testigos de lo acontecido.

perdiendo velocidad justo antes del accidente de kitesurf en Mallorca

La foto de arriba, perdiendo velocidad conforme me voy acercando a la orilla
Lo dicho: Hay que girar con el kitesurf con suficiente espacio y dejarse de historias, nada justifica lo contrario.

Un video del momento feliz en el que planeo en los 6-8 nudos de fuera, aflojando mucho la cosa al llegar a la orilla.

kitesurfing club mallorca tripadvisor kiten lernen